Mis recomendados de la semana, un poco más tarde que de costumbre, vienen cargados de social-media, arte, estadística y muchas cosas más…
Para cerrar los recomendados, una sugerencia musical de @paulalm87 😛

Llegan los recomendados de la semana, mientras puedo sacar tiempo para terminar alguno de los post que tengo en borrador(entre otros… el de Mahout, una reflexión y algunos delirios)  😛

  • A veces queremos ejecutar una aplicación sin necesidad de instalarla y manteniendo la configuración, para eso llega Spoon que nos ofrece la Virtualización de aplicaciones desde la nube. Aún le falta ser multiplataforma, pero prometen que lo será. Via Genbeta. (También vale la pena darle un vistazo a Spoon Server)
  • Enrique Dans comparte un genial corto, CineEspañol, algo de humor sobre el mundo del cine en España.
  • Nadie puede negar que el equipo de Google Chrome sabe algunas cosas sobre la Web y los navegadores. Por eso vale la pena darle al menos una ojeada a 20 Things I learned about browsers and the web. Las ilustraciones y animaciones en html5 son un plus.
  • La capacidad de cambiar de opinión no exclusiva ni inherente al ser humano. Eduardo Punset habla de la capacidad de cambiar de opinión y de simular una situación como indicadores de inteligencia en Acostumbramos a vivir por encima de nuestros medios.
  • Cuando pensamos en un PetaByte, probablemente no estamos consientes de la magnitud que representa, la infografía How much is a petabyte nos da una idea. (vía microsiervos)

Eso es todo por el momento, para terminar una genial caricatura de Montt, a más de uno le recordará algo.

AardVark, Motor de búsquedas sociales-Adquirido por Google

Aardvark es un servicio interesante, tanto en su parte técnica como en su funcionalidad, en el blog de Google hablan de su adquisición y referencian un artículo (D.  Horowitz, S. Kamvar) muy interesante que ha servido como fuente a este post.

A diferencia de los motores de búsqueda por contenido, como Google, que están enfocados en el paradigma de la biblioteca, Aardvark se basa en otro de los paradigmas clásicos de la adquisición de conocimiento: La aldea. En una aldea la información se transmite de persona a persona, para responder una pregunta es necesario encontrar a la persona adecuada (en lugar del documento adecuado). La gente en la aldea se comunica en lenguaje natural, la confianza se basa en la intimidad (cercanía) y tanto las preguntas como las respuestas tienen un alto grado de contextualización y subjetividad.

Aardvark es un motor de búsquedas sociales basado en el paradigma de la aldea, que se comporta notablemente bien en búsquedas que tratan con opinión, experiencia, recomendaciones o consejos.

Aardvark trabaja con preguntas y respuestas, se encarga de encontrar a la persona más apropiada para responder cada consulta. Para hacer esto necesita conocer las habilidades(aquellos temas en los que el usuario se considera experto) y el grafo social de sus usuarios, no construyendo una red social dentro de él sino permitiendo al usuario usar sus redes sociales existentes. Se integra con Facebook, Twitter, Google Contacts y LinkedIn, además el conocimiento acerca del usuario, que en un principio se alimenta de los perfiles en éstas redes sociales y el perfil de Google,  se va incrementando con el uso del servicio.

La interacción con el usuario se hace por medio de preguntas y respuestas, para ello utiliza los medios con los que el usuario interactúa generalmente para hacer preguntas a sus amigos: Mensajería Instantánea (Windows Live, Google Talk, Yahoo Messenger, AIM), SMS, e-mail, iPhone, Twitter, entre otros.  Todo esto para dar la intimidad de una conversación 1 a 1, usando nombres reales, poniendo en manifiesto la relación que existe con la persona que pregunta(si la hay), además el lenguaje usado por Aardvark cuando se comunica con el usuario ayuda a darle pautas de comportamiento, y de forma, cuando realiza una pregunta o da una respuesta. Aardvark no indexa contenido, indexa personas.

Las cifras de Aardvark (presentadas en la sección 5 del artículo) presentan un escenario muy prometedor, con usuarios activos generando contenido especialmente los usuarios móviles, por encima de los usuarios móviles activos de Google, preguntas altamente contextualizadas (3 o 4 veces más elementos de contexto que en búsquedas tradicionales con palabras clave) y con preguntas con elementos subjetivos, rapidez y calidad en las respuestas.

En resumen, una adquisición interesante por parte de Google, que no ha sonado mucho por el lanzamiento de Buzz en esta semana. Aardvark está disponible en Google Labs, después de probarlo un poco me han parecido muy acertadas las respuestas de los usuarios y las preguntas que me han llegado. El único punto malo es que solo está disponible en ingles.

La gente de Google no se queda quieta. Ayer veíamos el lanzamiento de Buzz, ya disponible para todos los usuarios de Gmail, y hoy vemos el anunció de un proyecto para multiplicar por 100 la velocidad de conexión de los hogares.

Fibra óptica para los hogares, conexiones de 1 Gbps, al menos para 50000 (potencialmente para 500000) hogares inicialmente. El propósito, como debe ser, es aprender de la experiencia. Si Google entra en serio en el negocio de infraestructura de telecomunicaciones, me gustaría ver al presidente de telefónica declarando, y no soy el único.

Cambiando de tema, después de probar un rato, algunas horas, Buzz me quedan varias impresiones:

  • Nos inunda con información. No es que eso sea malo,  sin embargo sin los filtros adecuados no será posible encontrar aquella que sea relevante.  Si Google cumple con lo prometido y Buzz aprende, a partir de los hábitos del usuario, a filtrar su contenido puede llegar a ser interesante. Información útil sería un punto clave, llegaría a ser una herramienta para generar conocimiento.
  • Genera ruido en la bandeja de entrada. Demasiado, aunque no es algo que no se pueda evitar, es una de las quejas qué más se leen dentro de Buzz 😛 y se extraña una opción (oficial) para desactivar estas notificaciones. (Para quienes no les gusta Buzz del todo, siempre está la opción de apagarlo, en el pie de Gmail 😛 )
  • Buzz privados solo a grupos, no a usuarios individuales. No sé si es que no he visto la opción, pero cuando se publica una actualización privada pide que se seleccione con quien compartir, y solo permite seleccionar grupos.

Es una herramienta interesante, con muchas posibilidades, esperemos que siga evolucionando. Hace algún tiempo(poco más de un año), en un curso de administración del conocimiento,  discutíamos acerca del uso de Twitter como herramienta para generar, y compartir, conocimiento.  Si Google Buzz evoluciona, como espero que lo haga,  nadie dudará de su utilidad en este sentido.