A little Lion cub dreaming of "Kittens and Bows" (or maybe Zebras and Springbok).

“When I examine myself and my methods of thought I come to the conclusion that the gift of fantasy has meant more to me than my talent for absorbing positive knowledge” — Albert Einstein

A little Lion cub dreaming of "Kittens and Bows" (or maybe Zebras and Springbok).
Sweet Dreams, (Martin Heigan– Creative Commons).

Poco después de conocerla tuve un sueño: Huíamos no sé de qué, pero estaba tranquilo porque estábamos juntos. Recuerdo de manera vívida esa sensación de tranquilidad, así como la profundidad de su mirada.

Aunque dicen que tenemos entre 5 y 7 sueños cada noche, en muy pocas ocasiones recuerdo haber soñado. Soñar –mientras duermo, soñar despierto es casi mi estado natural–, se convierte en un acontecimiento importante. Este sueño, particularmente, me marcó lo suficiente para recordarlo casi dos años después. En ese entonces no tenía sentido, apenas la había visto unas cuantas veces y nuestras conversaciones no pasaban mucho más allá de las formalidades de oficina.

Desde entonces varias cosas han pasado y algunas podrían ser metaforizadas como la causa de aquel escape. Poco a poco se ha convertido en una de las personas más importantes en mi vida. Cada vez que creo descubrir un poco sobre ella me doy cuenta de la infinidad de maravillas que se ocultan bajo la superficie.

Si quisiera buscar explicaciones racionales, a la relación entre el sueño y la realidad, las encontraría: La tendencia a confirmar(Es cognitivamente más fácil procesar datos que confirman), la intuición, la tendencia a ignorar el rol del azar y la coincidencia… Sin embargo, cada vez con más intensidad, deseo saber cómo continúa la historia.

Cuando aún estaba en el colegio, en noveno, me gustaba escribir ensayos. Lo hacía en una máquina de escribir mecánica, “portátil”. Me encantaba el sonido de las teclas al ritmo de los pensamientos.  Luz Dary, la profesora de ciencias sociales, me impulsaba a escribir, leyendo cada uno de ellos y comentando sobre su contenido (la forma no era digna de mención).  Escribía sobre cualquier cosa que pasara por mi cabeza pero, en ese entonces, quería ser profesor así que la mayoría hablaba de educación, incluyendo autocrítica al proceso de aprendizaje. No recuerdo mucho de aquellos años, sin embargo hoy vinieron a memoria esos ensayos, y su temáticas.

Estudiante - A girl reads (World Bank - Creative Commons)
Estudiante – A girl reads (World Bank – Creative Commons)

Como parte de mi investigación he estado leyendo sobre psicología cognitiva, en particular sobre el papel de la emoción y la motivación en el aprendizaje, y sobre cómo el intelecto puede verse como un sistema con dos componentes, uno de conocimiento y otro personal. La palabra sistema es la clave, dado que lo que vemos como intelecto es resultado de las propiedades emergentes.

Otro de los conceptos que me han parecido muy claros, y que después de leerlo he identificado en muchos profesionales en el pasado, es el de desequilibrio (incertidumbre, disonancia). Muchas veces en el sistema educativo se enseñan patrones de soluciones, conceptos que sirven para solucionar cierto tipo de problemas o fórmulas genéricas para abordarlos, es importante para un estudiante entender este tipo de soluciones, sin embargo el problema se presenta cuando el problema a resolver se sale de esos modelos. Esto nos lleva a pensar en dos formas de conocimiento propuestas por Kagan, esquemático y semántico. El segundo tipo de conocimiento incluye construcción de significado, al encontrar incertidumbre el individuo puede adaptarse a los cambios y tratar efectivamente con ellos.

La dificultad de tratar con problemas que se salen de los patrones es un problema que ha sido identificado en muchos programadores, haciendo común el uso de test como fizz-buzz en entrevistas de trabajo. El ejemplo de Fizz-buzz nos muestra que muchos de los estudiantes de programación sólo aprenden a repetir soluciones preestablecidas, sin poder adaptarlas a sus necesidades. Las soluciones preestablecidas sólo serán útiles en los exámenes, los problemas del mundo real difícilmente se ajustan a un patrón definido, lo importante es saber adaptar los patrones aprendidos a un problema particular.

Como ingeniero de sistemas tengo la tendencia a ver todo bajo un enfoque sistémico. Es por esta razón que me parece que en el sistema educativo necesitamos enfocarnos en las propiedades emergentes, en la adaptabilidad, y en no dejar de lado ningún componente del intelecto –es importante incluir la motivación y las emociones en el aprendizaje. Debemos, aunque suena a cliché, enseñar a aprender.

Mientras escribía este post, Andrea compartió el vídeo de TED que acompaña esta entrada, Sugata Mitra: Construyendo una Escuela en la Nube.

Nota: Este post existe, como borrador, desde enero 30 del 2011. ¿Cómo debería continuar?

Fría y oscura, llena de soledades. No es sólo la descripción de la ciudad en la que vive, es también como se siente después de lo que ha pasado.

Todo comenzó con una decisión que, como muchas otras, llevaba consigo más consecuencias de las esperadas. Un jueves soleado reflejaba su estado de animo, el clima de la ciudad, en los momentos importantes de su vida, parecía conectarse con su alma. Un primero de febrero. Era la última semana de vacaciones y en realidad deseaba que no se acabaran, no porque no quisiera volver a la universidad sino porque tenía la seguridad que este día encontraría algo que necesitaba aunque no sabía bien que era y quisiera disfrutarlo por más tiempo.

La mañana pasó lentamente, esperaba con ansias que llegara la noche. Limpió y organizó la casa para dedicar el resto del tiempo a prepararse, no solía ser vanidosa pero se sentía emocionada por su compañía. No sabía mucho de él y en realidad nunca lo supo, pero el halo de misterio que lo envolvía le atraía en demasía.

La cita era en un sitio neutral, un pequeño restaurante en el centro de la ciudad, llegó un poco temprano y tomó una mesa al lado de la ventana. Él llegó puntual, algo desconcertado por la invitación, solía leer muy bien a las personas y era algo que no esperaba de ella, se acercó lentamente a la mesa. Hablaron durante un par de horas de temas irrelevantes, la verdadera conversación fue sin palabras.

Tan solo han pasado algunos  meses desde esa noche, y ahora lo que siente es completamente opuesto a lo que sintió al salir del restaurante.

“De vez en cuando es bueno
ser consciente
de que hoy
de que ahora
estamos fabricando
las nostalgias
que descongelarán
algún futuro”
–Conjugaciones, 8(previsión), Mario Benedetti

El balance del 2011 es, en general, positivo:

  • Grado de la maestría. Un hito importante que encierra muchas cosas aprendidas, experiencias, el trabajo en una tesis en un tema que me apasiona, compañeros y amigos conocidos en el proceso.
  • Compartir, al menos un poco, con personas admirables. Charlas tan interesantes como constructivas.
  • Trabajar en proyectos fascinantes. Entre otros: Mi tesis 🙂 —MagosCloud–, el proyecto de calidad de experiencia para un operador celular, el proyecto de Juego Gerencial (aunque mi participación sea muy pequeña en ese gigante) y varios proyectos Web. 
Quedan algunas “lecciones aprendidas”, cosas que quiero mejorar en este nuevo año: 
  • Pasar más tiempo con los amigos. Este va ligado con el tercer elemento de la lista, me gustaría tener más tiempo para dedicarle a quienes son importantes para mí y conocer mejor algunas personas que están empezando a serlo. 
  • Mejorar la forma de presentar en público. Manejar los nervios, principalmente. El valor de los trabajos muchas veces es medido por la calidad de la presentación, un buen trabajo puede no verse reflejado en la evaluación si la presentación no tiene un buen nivel. He aprendido varias cosas para mejorar… pero sería bueno ponerlas en práctica con más frecuencia. 
  • Aprender a manejar mejor el tiempo. En algunas semanas de inspiración el tiempo alcanza para todo. El potencial está, con algo de disciplina espero poder convertir cada vez más semanas en “semanas de inspiración”.
Sólo queda esperar qué nos depara este 2012, por el momento se ve lleno de retos y oportunidades.

“La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.” Aristóteles

Cada persona que pasa por tu vida te deja algo de sí. Pero aún más que las que pasan, las personas que permanecen, sea físicamente o no, hacen parte de ti… te hacen ser quien eres.

Los momentos que pasamos juntos, las confidencias, la risa, las peleas… todo hace parte de mi, ha formado lo que soy ahora. Gracias por compartir momentos de tu vida conmigo y quiero que éste día en el que cumples un año más de vida recuerdes que siempre contarás con mi amistad y con mi apoyo cuando lo necesites.

Lovers Go Home

Mario Benedetti.

Ahora que empecé el día
volviendo a tu mirada,
y me encontraste bien
y te encontré más linda.

Ahora que por fin
está bastante claro
dónde estás y dónde estoy.

Sé por primera vez
que tendré fuerzas
para construir contigo
una amistad tan piola,
que del vecino
territorio del amor,
ese desesperado,
empezarán a mirarnos
con envidia,
y acabarán organizando
excursiones
para venir a preguntarnos
cómo hicimos.


Este post es dedicado a una persona muy especial que cumple años hoy.


Qué harías si pudieras volver a vivir algún momento…. sabiendo lo que sabes ahora?

Lo que somos hoy es el fruto de todos los momentos que vivimos, y decisiones que tomamos.

Tiendo a pensar mucho cada cosa que hago, creo que de tener la oportunidad trataría de disfrutar más el momento, actuar sin pensar en las consecuencias, no callar lo que sentía y demostrarlo. La vida me ha dado la oportunidad de conocer personas muy especiales, me habría gustado que supieran lo que han significado.

Mario Benedetti (Imagen de dominio público)

Hace ya un año que no estás físicamente con nosotros, sin embargo tu presencia nos acompaña, tu inmortalidad reside en cada uno de tus cuentos, novelas,  poemas, en cada uno de tus versos, en cada palabra.

PASATIEMPO

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía

cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era océano
la muerte solamente
una palabra

ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros

ahora veterano
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra

Mario Benedetti
Los inmortales y la muerte , Viento del exilio

¿Todo tiempo pasado fue mejor?

Bueno, yo no diría eso, pero es cierto que cuando vemos hacia atrás en el tiempo recordamos en mayor medida, y de forma idealizada, los momentos felices.

Hay días en los que la nostalgia nos invade, llevándonos a un lugar feliz, perfecto, alejado de la realidad del día de hoy,  momentos en los que queremos que todo vuelva a ser como antes. Por eso es necesario recordar que lo que vivamos hoy será aquello que evocaremos mañana, está en nuestras manos forjar nuestras historias y nuestros recuerdos.

Continuar leyendo