Mario Benedetti (Imagen de dominio público)

Hace ya un año que no estás físicamente con nosotros, sin embargo tu presencia nos acompaña, tu inmortalidad reside en cada uno de tus cuentos, novelas,  poemas, en cada uno de tus versos, en cada palabra.

PASATIEMPO

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía

cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era océano
la muerte solamente
una palabra

ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros

ahora veterano
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra

Mario Benedetti
Los inmortales y la muerte , Viento del exilio

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.